potencia-ventas-CRM

Cómo fidelizar clientes con tu CRM

Hoy en día, vivimos en un mundo que cada vez ofrece más productos y servicios. En unos años hemos visto como las empresas que antes trabajan a nivel local, ahora lo hacen también a nivel global y, además, hemos pasado de focalizar la estrategia empresarial en los productos, a centrarla estratégicamente en los clientes.

Las empresas deben ser capaces de anticiparse al comportamiento de sus clientes, adivinando cuáles son sus necesidades, gustos y preferencias, sin tener la necesidad de preguntárselo a ellos mismos. Es aquí donde entra en juego el CRM, una herramienta imprescindible en las organizaciones para gestionar su actividad comercial e incrementar la productividad de sus actividades.

Un CRM te ayuda a cerrar muchas más ventas, a disparar la productividad de tu equipo, a mejorar el conocimiento que tienen los clientes de tu empresa. Se trata, sin duda alguna, de una inversión inteligente que permite optimizar la relación con los clientes y realizar un seguimiento cercano de todos los procesos comerciales.

Márketing y ventas: alianza estratégica con tu CRM

Un CRM es una herramienta muy completa para gestionar la relación con los clientes, que puede utilizar tanto el departamento de marketing, cómo el de atención al cliente y, por supuesto, el de ventas.

Cada vez es más complicado darse a conocer, el nivel de competencia en el mercado crece por segundos, por ello, si un cliente ya te conoce y le ha gustado la experiencia con tu empresa, es muy probable que repita. Los clientes fieles no solo representan una fuente de ingresos a largo plazo, sino que con una buena estrategia pueden ayudarte a captar a nuevos clientes y así, aumentar tus ventas.

Para ello, los departamentos de marketing y ventas deben trabajar de forma unida y coordinada ya que si un CRM se dedica a ventas y marketing hace campañas desconectadas del CRM, probablemente nos resulte difícil medir qué campañas están generando mejores impactos, cuáles fallan y en qué tenemos que poner el foco para retener clientes. Si aprovechamos la tecnología para que maketing y ventas se alineen, conseguiremos aumentar los resultados.

Una estrategia exitosa para fidelizar a nuestros clientes y conseguir mayores ventas mediante un CRM, se debe basar en los siguientes puntos:

1. Relación personalizada: Con un CRM Marketing y ventas comparten la misma información. Marketing accede a historial y comportamientos de compra y puede hacer comunicaciones personalizadas dirigidas a segmentos específicos. Hasta ahora segmentábamos por criterios clásicos (geográficos, de actividad…) y ahora además, por segmentos basados en comportamientos.

2. Enviar correos post-venta: Es una de las estrategias que puedes llevar a cabo con tu CRM para fidelizar clientes. Conseguir feed-back y aprovechar la información que nos proporciona el departamento de ventas para saber qué clientes son más productivos y cuáles nos proporcionan mayores ingresos.

3. Ofrecer calidad en los productos y servicios: No se puede fidelizar a un cliente solo con palabras, existen elementos básicos que toda empresa debe cumplir, como, por ejemplo, ofrecer productos de calidad, asesoramiento de profesionales… Un CRM permite obtener los datos con los cuales se puede satisfacer las necesidades de los clientes, así como desarrollar productos y servicios que cubran las expectativas de los consumidores

Estrategia CRM: ¿Y el departamento comercial?

Un CRM te va a ayudar a cerrar muchas más ventas, aumentar la productividad de tu equipo, mejorar el conocimiento que tienen de tu equipo los clientes, y, por tanto, fidelizarlos.

Al disponer de toda la información de tus clientes centralizada, un comercial puede acceder a ella fácilmente tecleando el nombre, el teléfono o cualquier otro dato del cliente en el CRM. En cuestión de segundos tiene delante suya toda la información sobre ese cliente además de todo lo que se ha hablado con él, haya sido el mismo comercial o cualquier otro miembro de su equipo en cualquier momento del tiempo.

Gracias a esa fácil accesibilidad a los datos, permite a los call centers identificar automáticamente las llamadas de los clientes que han estado en contacto anteriormente con la empresa lo que hace que se puedan realizar acciones de cross selling (venta cruzada) y poder sugerir productos y servicios alternativos, como hemos comentado anteriormente.

De esta manera se puede reducir la necesidad de llamadas y emails entre compañeros, ya que la inmediatez del CRM hace que, si un comercial recibe una llamada, esté ubicado y conozca al cliente y sus necesidades en unos segundos. Y esto es nota y mucho en la satisfacción y la fidelización del cliente.

 

Una solución CRM es imprescindible para cualquier empresa, independientemente de su tamaño. Se trata, sin duda alguna, de una inversión inteligente que permite optimizar la relación con los clientes y realizar un seguimiento cercano de todos los procesos comerciales. ¡Un cliente feliz es el mejor embajador de tu marca!

0 comentarios

Comentarios

¿Quieres preguntarnos algo? ¿Tienes algo que añadir? ¿Una propuesta para un nuevo artículo? Esperamos tus comentarios ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *