El ahorro de las soluciones en la nube

El ahorro de las soluciones cloud

Los archivos con kilómetros de estanterías llenas de documentación son como los dinosaurios: una especie en extinción. Ocupan espacio e implican un coste considerable en oficinas. Además, archivar y recuperar la información requiere tiempo y personal. Por lo que es el momento de apostar por las soluciones cloud.

La digitalización, la automatización de procesos y el almacenaje en la nube permiten a las empresas, entre otros aspectos, tomar decisiones con inmediatez y deslocalizar sus centros de trabajo. Pero ¿realmente puedes ahorrar costes con las soluciones cloud? ¿Merece la pena el cambio?

Si estás interesado en saber por qué la tecnología cloud constituye un factor estratégico para las empresas, continúa leyendo este artículo.

Ahorra costes con las soluciones cloud

La mayoría de empresas que han dado el salto al cloud ya están obtenido los beneficios que esperaban: ahorro de costes y dinamismo. ¿Te vas a quedar tú sin lo mismo?

Acometer una estructura en la nube agiliza todos los procesos y permite controlar cada paso en la cadena productiva, ahorrar costes, visualizar el cumplimiento de los objetivos o detectar a tiempo posibles anomalías. Pero para exprimir al máximo las posibilidades que ofrece el cloud y poder centrarte exclusivamente en tu negocio tienes que confiar a alguien su despliegue, gestión, mantenimiento o seguridad. Dicho esto, te resumimos los costes que puedes evitar utilizando servicios en la nube en cualquiera de sus modalidades: infraestructura (IaaS), plataforma (PaaS) o servicio (SaaS).

Costes de adquisición:

Contar con servidores físicos requiere una inversión inicial muy elevada en bienes de capital. Utilizando servicios en la nube no es necesaria esta inversión, ya que se alquila el espacio, los recursos o las aplicaciones. Con el cloud computing ya no es necesario pensar en grandes inversiones o tiempos de amortización. Sólo pagas por lo que usas.

Costes de funcionamiento:

En relación con el punto anterior, cabe hacer referencia al coste que conlleva el mantenimiento de esos servidores (luz, refrigeración, mantenimiento…) o incluso al propio mantenimiento de las aplicaciones (nuevas características, actualizaciones de seguridad…). Trabajando con soluciones en la nube siempre cuentas con la última versión que el proveedor tiene disponible, sin perder tiempo en actualizaciones.

Costes de seguridad:

La seguridad física de los datacenters de los proveedores en la nube es muy elevada, impenetrable. Además, los virus en la nube no proliferan. Llegado el caso, podría infectarse un archivo o fichero, pero el virus no se extendería como sí ocurre en entornos físicos. Además, algunos proveedores como Microsoft, permiten recuperar versiones de tus ficheros hasta 90 días. Los fallos en un sistema y otros riesgos locales (robos, inundaciones, incendios…) son más probables en tu empresa que los datacenters de Microsoft. Además, para una seguridad extra, puedes contar con soluciones de backup cloud o site recovery y tener la posibilidad de recuperar todos tus datos y ficheros, o incluso, desplegar en poco tiempo tus servidores virtualizados.

Costes de escalabilidad:

Cuando necesitamos escalar los recursos de nuestros sistemas en local, este incremento supone siempre una inversión en equipos que se usan sólo parcialmente durante un tiempo. Los servidores cloud son fácilmente escalables y este hecho te permite ir modificando la capacidad o el número de licencias que necesitas según tus necesidades. Poco a poco y, de nuevo, sin grandes inversiones ni plazos de amortización.

– Costes de oportunidad:

Por último, es importante tener en cuenta el valor que conlleva estar adaptado a una solución preparada para el futuro y lo que puede costarte a un medio o largo plazo seguir estancado con tecnología tradicional. El incremento del volumen de datos que se genera, también en tu negocio, es exponencial. La utilización de estos datos, ahora o más adelante, requiere una capacidad de procesado superior. Desde aplicaciones de Business Intelligence como Power BI, a soluciones más avanzadas de IoT, predicción cognitiva… Que ahora no utilices esa información no quiere decir que no sea valiosa. Con su análisis puede servir para analizar y mejorar tus procesos. En definitiva, puede ayudarte a ser más competitivo en un entorno laboral que está cambiando… ¡y muy rápido!

Pago por uso… nube sea cual sea el tamaño de tu empresa.

Cada empresa es única. No es igual una explotación agrícola que una productora audiovisual, un proveedor de servicios, una cadena de tiendas o un comercio minorista. No todas acumulan la misma cantidad de datos ni necesitan la misma solución. La tecnología digital es flexible y se amolda a cada modelo de negocio. Muchas pasan por la nube, esa gran sede virtual donde se pueden volcar y recuperar backups en tiempo real o que mantiene conectados a todos los empleados sin importar su ubicación. 

Actualmente existen numerosas soluciones en la nube como Microsoft 365, Microsoft Azure, Dynamics 365, Power BI... Todas ellas te ayudarán a que tu empresa sea más dinámica y flexible. Sea cual sea el tamaño de tu empresa, el pago por uso pone la última tecnología a tu disposición.

¡Empieza a ahorrar en servidores dando el salto a la nube! Conoce nuestras soluciones: http://www.tecon.es/soluciones-nube/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.