cuadro de mandos financiero

Cuadro de mandos financiero: Beneficios y configuración

¿No crees que disponer de  información clave en el momento preciso es algo que puede mejorar el rendimiento de los diferentes departamentos de tu empresa? o ¿Qué automatizar el proceso de recopilación y análisis de información puede ayudarte a tener un mejor control del departamento financiero?

Todos los departamentos financieros, ya sean de menor o mayor magnitud, deberían disponer de un sistema de organización de información que le permita al director o al CEO, sacar conclusiones y comprobar la situación económica actual de un solo vistazo.

Las herramientas habituales de control financiero pueden requerir de un esfuerzo extra para recopilar los datos para el análisis y confeccionar los informes necesarios. Este esfuerzo para llegar a disponer de los informes puede provocar que se vaya dejando para cuando tengamos tiempo suficiente, hasta que ya es tarde. Por ello, integrar un ERP con tu cuadro de mando específico es la solución.

Un cuadro de mando financiero tienes todo centralizado y automatizado, en una sola pantalla de forma muy visual, por lo que conocerás toda la información sobre los diferentes departamentos y ratios financieros según los resultados de análisis que quieras obtener. Así cuando conectes tu ERP con tu cuadro de mandos  podrás recopilar y extraer todos los datos del departamento financiero, y de todo tipo de fuentes como el programa de contabilidad, tablas de extractos bancarios, saldos de cuentas, inversiones, etcétera.

 

Beneficios de contar con un cuadro de mandos financiero.

Uno de los beneficios de utilizar una herramienta de Business Intelligence para disponer de un Cuadro de Mando Financiero es que los datos llegan a él directamente desde su origen, sin posibilidad de alteración. En la mayoría de las organizaciones los resultados de los análisis pasan por hojas de cálculo intermedias dónde se modifican y adaptan, no pudiendo garantizar la integridad de los mismos.

Además, nos ayuda a no perder de vista las claves de nuestro negocio, facilitando la tarea al director del departamento, pues podrá tomar decisiones en base al historio y comprobar de un vistazo si hay algo que no está funcionando según lo previsto

Contar con un cuadro de mandos financiero ofrece también los siguientes beneficios:

  • Garantiza una correcta gestión de las inversiones, los pagos, amortizaciones, etc..
  • Permite conocer la situación concreta en la que se encuentra la organización, informándote de aquello cumple o no, los objetivos, por lo que podrás anticiparte a los problemas y hacer que todos los procesos realizados cumplan su finalidad enel tiempo previsto.
  • Prioriza aquellos ‘campos’ que son necesarios para el éxito de tu empresa, y las acciones de mejora necesarias.
  • Permite tener a un golpe de vista los puntos necesarios para hacer realidad tu estrategia.
  • Clarifica cómo las acciones del día a día afectan no sólo al corto plazo, sino también al largo plazo.
  • Facilita el control de la evolución de la compañía. Gracias a los indicadores y al seguimiento y análisis que se lleva a cabo, se puede prever las futuras consecuencias y actuar para evitar o minimizar riesgos y corregir desviaciones.
  • Permite corregir aquellos fallos que encuentres en tu camino hacia la consecución de los objetivos.

En definitiva, lo importante es que los datos financieros necesarios para la toma de decisiones estén disponibles en poco tiempo para que los responsables financieros puedan asesorar de forma adecuada a los responsables de negocio y esto, lo obtienes con un cuadro de mandos financiero.

 

Cómo conseguir que un cuadro de mandos financiero sea útil y efectivo

El Cuadro de Mando Financiero es una herramienta precisa que permite ahorrar mucho tiempo y dinero, ya que ayuda a vigilar de cerca los aspectos clave del negocio. Para que un cuadro de mandos financiero sea efectivo para la toma de decisiones, hay unos requisitos mínimos como los que se recogen en el marco conceptual de cada empresa, que hay que respetar. Además, la información a incluir debe ser relevante y fiable.

También es importante que el cuadro de mandos se adapte a unos indicadores de rendimiento o KPIs esenciales, y específicos conforme a los ratios que queramos contemplar y medir (ratios de liquidez, ratios de gestión o actividad, ratios de endeudamiento o apalancamiento y ratios de rentabilidad.).

Elige indicadores de rendimiento con una misión clara, ten en cuenta, que siempre será más fácil medir ocho indicadores concretos, que veinte que no dicen nada en claro, porque no podremos seguir su actividad…No olvides que un cuadro de mando tiene dos funciones: ser útil para la toma de decisiones y permitir su comunicación a los gerentes o al equipo.

Sin duda un requisito indispensable es contar con actualizaciones automáticas y continuas, para tener la información siempre actualizada y en tiempo real, al igual que contar con escalabilidad para adaptarlo a nuestro departamento financiero.

Por último, si integramos nuestro cuadro de mando con un ERP o CRM, tendremos toda la información conectada en una sola pantalla, centralizada y un sistema de datos actualizados y continuos.

 

Con PowerBI puedes configurar tus cuadros de mando e integrarlos con tus herramientas de gestión. Si quieres saber más visita POWER BI o ponte en contacto con nosotros en el 967 50 50 24 o envíanos un email a comunicacion@tecon.es

0 comentarios

Comentarios

¿Quieres preguntarnos algo? ¿Tienes algo que añadir? ¿Una propuesta para un nuevo artículo? Esperamos tus comentarios ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *