Define los KPIs apropiados para tu negocio e integra todos los datos con un cuadro de mando.

¿Qué es un KPI? Cómo definir los KPIs básicos para tu negocio

Hoy en día, conocer el impacto de una estrategia que estemos llevando a cabo, es fundamental para cualquier empresa. Es ahí donde entran en juego los KPIs (key performance indicator, KPI por sus siglas en inglés), es decir, indicadores clave de rendimiento que, a través de mediciones, nos dan información sobre si una determinada acción está yendo por el camino correcto.

Gracias a los KPIs podemos saber si estamos alcanzando los objetivos que nos hemos marcado o si por el contrario, debemos cambiar nuestra estrategia. Por ejemplo, podemos saber cuántos clientes nuevos ha conseguido nuestra empresa, cuánto dinero ha ganado en un periodo de tiempo… Puedes establecer KPIs en las diferentes áreas de tu empresa, como por ejemplo: KPIs financieros, KPIs operacionales, KPIs de ventas, etc.

Por lo tanto, vemos que obtener datos e informes dinámicos nos ayuda a identificar si estamos tomando las decisiones adecuadas y si estamos consiguiendo los objetivos marcados. A continuación, vamos a hablar de los principales KPIs que puedes usar en tu negocio, clasificados en dos grandes grupos: KPIs financieros y KPIs de marketing y ventas.

 

KPIs financieros

Los KPIs financieros son fundamentales en cualquier cuadro de mandos. Con ellos podemos medir niveles de deuda, capacidad de endeudamiento, liquidez, solvencia… además de:

 

– Beneficio neto: este indicador muestra la diferencia entre los ingresos y los gastos.

– Margen de beneficio neto: se trata de un indicador que te muestra qué porcentaje de tus ingresos son beneficio neto.

– EBITDA: se conoce como el beneficio antes de impuestos o beneficio bruto de explotación antes de deducirle o restarle los gastos financieros.

– Rentabilidad de la inversión o ROI: este indicador te dará información sobre el beneficio que se genere a raíz de una determinada inversión realizada, tras restarle los gastos asociados a esa inversión.

– Tasa de crecimiento de los ingresos: esta tasa mide la velocidad a la que crecen los ingresos de la empresa.

 

KPIs de marketing y ventas

Los Indicadores Clave de Rendimiento o KPIs asociados al marketing y ventas son necesarios para saber cómo marcha la cualificación de leads, una campaña publicitaria o si las metas establecidas se están cumpliendo en los porcentajes o ventas esperadas, para ello se deben elegir indicadores que resulten realmente útiles para medir la efectividad de las acciones emprendidas, como los siguientes:

 

– Cumplimiento de objetivos de venta: refleja la relación entre los objetivos de venta y las ventas reales.

– Tasa de conversión: indicador que mide cuántos leads (de diferentes campañas de marketing) se convierten en clientes.

– Ratio de Sell Through: es el porcentaje de unidades del inventario vendidas durante un período. Se calcula dividiendo el número de unidades vendidas entre el inventario inicial disponible en ese periodo. Es una métrica muy importante en retail o fabricación.

– Coste de lead: es el coste medio que la empresa invierte en conseguir un lead para su posterior cualificación.

– Grado de satisfacción del cliente: indicador medido a través de los resultados de encuestas de satisfacción. Suele usarse el indicador NPS (Net Promoter Score).

– Posicionamiento en buscadores y porcentaje de clics (CTR): este indicador medirá el impacto de tus anuncios. De esta forma, sabrás cuántos de los usuarios que han visto tu anuncio han hecho clic en él.

– Porcentaje de rebote: mide el número de visitantes que abandonan una página web después de ver solo una página de la misma y en pocos segundos.

Como la medición de estos indicadores para el negocio es de gran importancia, es preciso que indagues sobre cuáles son los más idóneos para la actividad de tu empresa. Podemos mencionar algunos generales para comenzar, pero es importante aprender a escoger unos propios, que ayuden realmente a controlar y monitorizar las acciones que te permitan mejorar el rendimiento de tu negocio. Así que te proponemos unas cuantas preguntas que te ayudarán a definirlos:

¿Cuáles son tus metas generales? ¿Y las de tus diferentes departamentos? ¿Qué es lo que quieres medir? ¿Está relacionado con tus objetivos de negocio? ¿Te permitirán esos KPI identificar problemas? ¿Quién va a medir los KPIs? ¿Cuentas con herramientas profesionales? ¿Quién analizará y tomara las decisiones en base a esos KPIs?

Una vez definidos, es importante tener constancia y hacer un seguimiento continuo de los mismos. El problema es que muchas veces la información de cada KPI procede de un software o programa distinto, por lo tanto hay que ir comprobando estas métricas una por una. Sin embargo, con un cuadro de mandos donde todos los datos procedentes de las distintas aplicaciones estén integrados, te permite tener un informe visual y dinámico de todos tus KPIs, en tiempo real,  y podrás consultarlos cuando y donde quieras. Gracias a la Inteligencia de Negocio podrás extraer conclusiones de esos datos y dar respuesta a cuestiones e incógnitas sobre el presente y el futuro de tu empresa.

 

¿Quieres más información sobre con integrar tus KPIs en un cuadro de mando? ¿Estás interesado en incorporar Inteligencia de negocio a tu empresa? En Tecon Soluciones Informáticas contamos con soluciones de business intelligence y análisis de datos. Visita Power BI para más información y ¡sácale partido a los datos de tu negocio!

0 comentarios

Comentarios

¿Quieres preguntarnos algo? ¿Tienes algo que añadir? ¿Una propuesta para un nuevo artículo? Esperamos tus comentarios ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *