Big Data y cloud computing: El futuro para las empresas

Big Data y Cloud Computing: El futuro para las empresas

En un mundo constituido por datos, Big Data y Cloud Computing se dan la mano para democratizar el acceso a la inteligencia de negocio..

Desde que se creó Internet, todos tenemos a nuestro alcance más información de la que nunca habíamos tenido antes en toda la historia. Al hacer cada día más cosas directamente en Internet, en lo que se conoce como la “nube”, y guardar los datos en ella en vez de hacerlo en los dispositivos se está generando un gran contenido de datos útiles para los negocios. Y, por otro lado, se están requiriendo almacenamientos en la nube cada vez más potentes.

¿Quieres saber cuál es la relación que existe entre estas dos tecnologías y qué beneficios ofrecen a nuestro negocio? En este artículo te lo contamos. ¡Sigue leyendo!

RELACIÓN ENTRE BIG DATA Y CLOUD COMPUTING

 

El Big Data garantiza grandes posibilidades a las empresas de la era digital. Pero para explotar los datos correctamente, es necesario trabajar con ciertas tecnologías que ayudan en su aprovechamiento masivo. Es el caso del Cloud Computing.

Big Data y Cloud Computing son dos técnicas que se encuentran en plena evolución con el fin de adaptarse a los nuevos cambios tecnológicos y satisfacer las necesidades de los clientes. Es importante resaltar que estas metodologías no son exclusivas de las grandes empresas, cualquier negocio independientemente de su tamaño puede usarlas para aumentar su rentabilidad.

Los datos recogidos por las empresas deben ser almacenados, compartidos y organizados de una lógica y coherente. Para ello, estos datos necesitan de una infraestructura técnica y especialistas del sector que apliquen sus conocimientos para extraer su verdadero potencial y por tanto, facilitar la toma de decisiones.

Es aquí donde entra en juego la nube, también conocida como Cloud Computing, ese espacio invisible en el que almacenamos toda la información relativa al Big Data y desde donde se ponen en marcha los procesos, aplicaciones y softwares específicos para acceder a los datos y trabajar con ellos.

Actualmente, existen tres categorías de cómputo en la nube. En función de las necesidades del negocio se puede elegir una u otra, aunque todas ellas permiten trabajan en armonía en entornos de Big Data.

  • Infraestructure as a Service (IaaS): ofrece una infraestructura de Tecnología de la Información (TI) en la red. Está relacionada con la informática que no precisa servidor.
  • Software as a Service (SaaS): la infraestructura y la información se almacenan en servidores de un servidor externo y el cliente puede acceder a ellos cómodamente a través de un software específico.
  • Platform as a Service (PaaS): se encuentra entre SaaS y IaaS. Se caracteriza por ofrecer herramientas que sirven para diseñar, crear e implementar aplicaciones en la web con la garantía de no tener que utilizar infraestructuras técnicas.

Teniendo en cuenta todo esto, resulta sencillo descubrir cuál es el punto en común entre ambas técnicas. El Cloud Computing nos va a ofrecer la infraestructura en la nube y el espacio necesario para almacenar toda la información generada por el Big Data.

 

Cloud Computing: Escalabilidad para el BIG DATA

 

Si por algo se caracteriza el Cloud Computing es por su escalabilidad. Un elemento que permite tratar grandes volúmenes de datos ayudando así a evitar al 100% la saturación de un sistema de almacenamiento al trabajar con macrodatos.

El Big Data, por su cualidad de variedad, necesita de grandes dosis de escalabilidad y el Cloud Computing es el mejor aliado en este sentido. Su gestión de procesamiento, control de costes y seguridad, hacen de este sistema la mejor combinación para trabajar con grandes cantidades de datos.

Además, el Cloud Computing permite trabajar con la data en tiempo real mediante la división de los bloques en servidores. Aspecto que reduce el tiempo de latencia considerablemente.

 

¿QUÉ BENEFICIOS OFRECE COMBINAR BIG DATA Y CLOUD COMPUTING EN TU NEGOCIO?

Los principales beneficios que obtendremos en nuestra organización al combinar estás herramientas son los siguientes:

Abaratamiento de costes: Los servicios para almacenar grandes cantidades de datos son muy costosos, impidiendo a las pymes incluir en su estrategia la metodología del Big Data. Almacenando estos datos en un servicio Cloud Computing pagarás solo por el espacio utilizado, lo que supone un ahorro final.

Concurrencia: las infraestructuras Cloud Computing permiten acceder a la vez a varios usuarios al Big Data.

Agilidad: los servicios Cloud Computing facilitan el trabajo de grandes cantidades de datos, cómo es el caso del Big Data, ya que no requiere grandes configuraciones para su funcionamiento.

Seguridad de los datos: uno de los principales problemas del Big Data es su vulnerabilidad ante los ataques informáticos, almacenando esta información en un entorno en la nube, aumentaremos la seguridad de la información almacenada.

Mejorar la toma de decisiones: si el Big Data ya nos ayuda a mejorar la toma de decisiones, tener los datos almacenados y estructurados en un entorno en la nube nos facilitará el análisis de esta información y mejorar la toma de decisiones de manera instantánea.

 

Estas tecnologías van a seguir evolucionando para adaptarse a las nuevas tendencias tecnológicas y necesidades de los clientes. Y, la incorporación de ellas en los negocios ya no es exclusividad de unos pocos. Ahora, tanto empresas tradicionales, PYMEs, como otros actores pueden beneficiarse de ellas. Si quieres ser uno de ellos, escríbenos a comunicacion@tecon.es o llámanos al 967 50 50 24.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.